Las mujeres aceleran en el mundo tech & transport


Compartir nota en:

A pesar de que surgen nombres femeninos en posiciones claves del mundo tech aún la lista tiene mucho potencial para ampliarse.

Justamente de la mano de la tecnología es que el campo laboral se ha vuelto un terreno más fértil para el desarrollo profesional de la mujer.

Las tecnologías digitales han ampliado e influido en la manera en que las empresas operan, las personas buscan oportunidades y los ciudadanos interactúan con sus Gobiernos y este desarrollo también influye en la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, mediante un desarrollo más inclusivo, eficiente e innovador”, relata el informe de desarrollo mundial 2016 sobre “Dividendos Digitales”,

El mismo informe señala que “si se alienta a las niñas a ingresar en esas profesiones y en empresas de esas áreas a fin de generar entornos cordiales para las mujeres, se incrementará la fuerza de trabajo disponible en ámbitos en los que la demanda de mano de obra es creciente”.

“Hoy en Latinoamérica el 34% de la dotación son mujeres”, precisó Valeria Bohórquez, Directora de Women Mercer en Latinoamérica.

Y aunque en el futuro se proyecte equiparar la participación, el escenario actual revela espacios dentro del sector IT donde la participación femenina aún es incipiente, tal el caso del transporte.

Según el Boletín de Estadísticas de Género y Mercado de Trabajo elaborado por el Ministerio de Trabajo de la Nación en 2014 (último disponible) la participación femenina en este rubro es del 13,8%.

En este contexto, las mujeres son gran parte del motor para acelerar esta transformación cultural de la mano de organizaciones públicas y privadas que toman la iniciativa.

Hay muchas mujeres apasionadas que han traspasado cualquier mito y estadística y hoy por hoy se alejan de los estereotipos y avanzan en áreas históricamente protagonizadas por hombres.

¿Quiénes son y qué piensan las mujeres que trabajan en tech & transport?

Fiorella Di Fiore (Directora Creativa en EasyTaxi), Victoria Gordillo (City Manager Córdoba de Easy Taxi) y Macarena Gonzalez Guza (a/c Gestión de Proyectos IAPI) analizan el contexto desde del rol que ocupan trabajando en compañías vinculadas a la tecnología y el transporte.

Di Fiore, (26 años) reflexiona “En la actualidad, sólo un número pequeño de mujeres se dedican a la participación en áreas techie, aunque existen oportunidades de desarrollo profesional para quienes se animan a ser parte del mundo tecnológico. Se ha comenzado a apostar por la participación femenina, por la capacidad de detectar necesidades comunitarias y darles soluciones tecnológicas. Desde mi punto de vista creo cada vez más será mayor la participación femenina en áreas de tecnología”.

“Hay una corriente fuerte de empoderamiento de la mujer. El concepto es que ya no hay áreas que estén “vetadas” para las mujeres. Hoy vemos a grandes mujeres que toman roles de liderazgo en todos los ámbitos”, comenta Macarena Gonzalez Guza, (26 años).

Considero que las mujeres tenemos grandes virtudes, somos creativas, aportamos mucha prolijidad y orden en el trabajo, tenemos una fuerte empatía que nos acerca al público que sea –en mi caso conversar y trabajar de cerca con los conductores). Este poder de adaptación hace que cada vez más empresas estén convocando mujeres”, relató Valeria Gordillo (28).

Di Fiore añade, “Desde mi punto de vista las mujeres tenemos una mayor capacidad para el diálogo y hemos sido siempre sostenedoras de vínculos. Si entendemos a la tecnología como una herramienta cultural, podríamos pensarnos como transmisoras de cultura así poder aportar nuestra capacidad de detectar necesidades comunitarias y darles soluciones tecnológicas”.

“Creo que en todos los ámbitos (no sólo en el tecnológico), la mujer aporta mucho en lo relacionado a la empatía y la inteligencia emocional. En cualquier equipo de trabajo conformado por personas existen tensiones y conflictos propios de un grupo humano. Creo que la mujer tiene la capacidad de comunicarse, entender y resolver este tipo de problemas para poder pasar a un bienestar grupal. Y esto es necesario para que el equipo pueda cumplir sus metas y objetivos con la menor cantidad de obstáculos posible, y con la mayor eficiencia y la productividad. Por otro lado, veo en mis colegas mujeres mucha constancia y responsabilidad en sus tareas. Suelen ser un ejemplo de compromiso por la causa”, complementa Gonzalez Guza.

Acerca de las oportunidades para la mujer, Di Fiore expresa “Siento que a veces la mujer se discrimina a sí misma y cree que no es capaz de dedicarse a tareas que tengan relación directa con la programación, tecnología o rubros que no suenan femeninos; como el área de transporte, pero, realmente les recomiendo que apuesten y no se limiten a formar parte del mundo IT es mucho más interesante de lo que se puedan imaginar. A los hombres les recomiendo que se incentiven a expandir el pensamiento de que trabajar en tecnología es estar aislado, al contrario es un mundo donde interactúas con diversas personas que están buscando mejorar la calidad de vida junto al desarrollo de tecnología”.

“Que se interesen en educarse en ciencias duras y en saber cómo funcionan las cosas de raíz. Por otro lado, que se animen; hay muchas cosas para hacer y hay otro tipo de conocimientos que sólo se aprenden cuando ya estás ahí”, invita Gonzalez Guza.

“Es un gran desafío para una mujer entrar en espacios tradicionalmente reconocidos como masculino pero ¡anímense!, se aprende mucho y por ser mujeres podemos aportar muchísimo desde nuestra propia visión. Al hombre, le propondría estar más abierto a aceptar la mirada femenina y así complementar de manera equilibrada e integral la labor diaria”, concluyó Gordillo. 

 

TOP