Argentinos en el restaurante


Compartir nota en:

Argentinos en el restaurante: cuáles son sus gustos y exigencias

Ir “a comer afuera” es una de las salidas que están más a mano y también una de las que más disfrutan los argentinos. De lo clásico a lo innovador, de lo exclusivo a lo masivo, todas las propuestas tienen su público.

“¿Pizza o pasta?”, responde una mujer a su marido ante la propuesta de salir, en un chiste de la historietista Maitena. Esto ilustra por qué la gastronómica es realmente una “movida” en Buenos Aires y por qué es un mercado que siempre atraviesa algún “boom”. Hoy, entre otros, el de las hamburgueserías Premium. El argentino valora tanto lo clásico –una parrilla con excelente carne, la buena pizza y las pastas amasadas en el local- como las experiencias innovadoras –cocinas exóticas, como la peruana, y propuestas diferentes, como la de comer en casa del Chef-.

Desde que la tecnología permitió que se hiciera costumbre hacer reseñas y compartir los resultados, en este caso, de las experiencias al comer fuera de casa, es más fácil saber qué valoran los argentinos cuando deciden no cocinar y dejarse atender:

  • La atención: que la carta y la cuenta lleguen en un tiempo prudencial, que el mozo esté atento pero no encima, que lleguen juntos los platos de todos los comensales, que no tarden mucho en retirar el servicio una vez que se terminó de comer, etc.
  • Relación precio/calidad: pagar una cuenta abultada pero sintiendo que valió la pena, es una cosa, pero irse de un restaurante sintiéndonos estafados garantiza una mala digestión y cancela la posibilidad de una segunda visita.
  • Porciones adecuadas: no estamos en Francia, donde la gente está acostumbrada a porciones minúsculas. En Argentina, la palabra “abundante” corona las reseñas de los restaurantes.
  • Gastronomía democrática: propuestas como la de BA Food Week, que durante dos semanas permite disfrutar en los mejores restaurantes de Buenos Aires un menú de tres pasos a precios accesibles, acercan la alta cocina a todos los bolsillos y son muy valoradas y bien aprovechadas por el público que reserva con anticipación para asegurarse un lugar en ese restaurante que siempre quiso conocer: la 10° edición de este imperdible evento se llevará a cabo del 4 al 24 de septiembre en cerca de 40 de los mejores restaurantes de Buenos Aires.

Los restaurantes premium ofrecerán menús especiales de 3 pasos a precios accesibles tanto para el almuerzo por un valor de $250 como para la cena por $410 (no incluye bebidas, propina ni cubierto). Además, en el marco de este evento todos los comensales podrán realizar donaciones en un sobre que será entregado junto a la cuenta para la Fundación Banco de Alimentos

La Directora, Marina Ponzi, señala: "Buenos Aires se convirtió en los últimos años en una ciudad gastronómica por excelencia y Food Week ha marcado un interesante camino en ese sentido al ampliar las posibilidades de acceso a los mejores platos de la ciudad. Nos enorgullece ser parte de este movimiento que no para de crecer"

Y este éxito se debe a que las personas no salen a comer afuera solo para probar platos nuevos sino para salir de la rutina y vivir nuevas experiencias. Sabrina Ruggiero Brand Manager de Restorando, la plataforma de reservas online de BAFW, asegura que la demanda es altísima, a tal punto que el 80% de los comensales reservan con 3-7 días de anticipación, y recomienda asegurarse una mesa de forma gratuita mediante bafoodweek.com. Así, se concreta la posibilidad de ir más allá del restaurante de pastas o la parrilla a la que vamos siempre para probar lugares de renombre o propuestas de comida más exótica -como los menús asiáticos de los restaurantes como  La Causa Nikkei, Green Bamboo y Captain Cook, entre los 10 más reservados- son la gran oportunidad que brinda el BA FoodWeek.

Desde el restaurante Captain Cook nos comentan: “BAFood Week es una gran oportunidad tanto para los comensales como para los restautantes. En el caso de estos últimos, como en nuestro caso por ejemplo que es comida atípica, nos permite llegar al conocimiento de más comensales y abrir el paladar a nuevas experiencias.  Para ellos, poder ir a resraurantes con un precio establecido y menor que el habitual, es realmente una gran oportunidad para conocer nuevos espacios, nuevos platos y vivir dos semanas de alta gastronomía con una oferta amplia y accesible.

Por otro lado, Martín Arrieta de Happening nos cuenta: “Participar de Buenos Aires Food Week es una excelente forma de acercar la propuesta del restaurante a la gente, quienes esperan con expectativa la llegada de cada edición, volviéndose ya un evento clave para la agenda gastronómica de Buenos Aires.”

En la 9° edición, 29.000 comensales participaron del evento y las reservas superaron en un 35% las del año anterior. Sin duda, se trata de una gran propuesta para no dejar pasar.

  • De lo clásico, lo mejor: hace poco, un concurso coronó a la “mejor milanesa de bodegón”. Las papas fritas perfectas, una parrilla con buena carne, un restaurante especializado en pastas caseras, son propuestas tradicionales y efectivas.
  • Propuestas innovadoras: siempre ávidos de nuevas experiencias, los argentinos probamos otras cocinas del mundo. Los food trucks y las opciones para comer en casa del chef o el festival Nerca, un banquete organizado por la primera comunidad dedicada a la cultura carnívoro, son otras muestras de que nos gusta salir de aventuras cuchillo y tenedor en mano.
  • Comer es una fiesta: por otro lado, las ferias como Buenos Aires Market, Masticar y Sabe la Tierra reúnen a muchísima gente alrededor de productos y platos en contextos diferentes a los del restaurante. 

TOP